fbpx

Allo, el nuevo enemigo de WhatsApp

El gigante tecnológico no ha podido quedarse quieto y ha creado Allo, una nueva aplicación de mensajería instantánea que pretende plantar cara a Whatsapp. Disponible para Android e IOS, este último requiere que el sistema operativo este actualizado a la versión 9.1, Google ha querido añadir a su app un elemento diferenciador, la inteligencia artificial.

Esto significa que cuando el usuario este conversando con sus contactos, un asistente virtual le ayudará a hacer planes, encontrar información y a expresar lo que siente de forma más sencilla. Allo ha sido presentada como el Whatsapp del futuro.

Por el momento, algunas de las principales funciones, solo están disponibles en inglés pero en un corto plazo de tiempo llegarán en castellano.

El punto más fuerte de la aplicación es que lleva incorporado el inmenso motor de búaqueda que es Google. Puedes acceder a todos sus servicios (YouTube, Google Maps…) desde un solo botón: el amarillo de Allo.

 

Para utilizarlo no es necesario tener una cuenta activa con Google, únicamente con introducir un nombre y un número de móvil es suficiente.

Una vez dentro de la aplicación, mantienes una conversación con Google Asistant, un nuevo asistente virtual que recuerda a Siri. Seguido, este robot propone un amplio menú de 11 opciones con tareas que puede hacer por ti como por ejemplo, reservar viajes o restaurantes, dar información del tiempo, apuntar citas, traducir textos o incluso dar solución a cualquier pregunta que el usuario tenga. A la vez, estas funciones se subdividen en otras, formando un amplísimo abanico de posibilidades.

Otro de los aspectos sorprendentes de Allo es el uso de la inteligencia artificial con las imágenes. Al recibir una imagen, puede detectar qué imagen es y qué aparece en ella y a su vez propone respuestas. Esta función es posible porque Google compró una start-up francesa que permite a la cámara del móvil reconocer objetos.

Los youtubers y las editoriales

Todo el mundo conoce Youtube como esa página web donde podemos encontrar cualquier vídeo que busquemos; pero los habituales de la red social, saben de la existencia de los youtubers y siguen los vídeos concretos de estos usuarios día a día.

Los youtubers pueden ser de muchas clases, dedicándose a diferentes tipos de canales y subiendo contenido variado o centrado en un tema, pero todos tienen algo en común: cuando consiguen una cantidad sustancial de suscriptores, les llega la fama y se les echa encima.

Desde siempre han sido “usados” como referencia por gran cantidad de gente, por lo que las compañías suelen aprovecharse de eso para contar con ellos como “influencers”; este término recoge a aquellas personas, sean a o no personajes muy públicos que son capaces de influir con sus opiniones sobre otros, debido a determinados factores. En el caso de los youtubers, resultan unos grandes “influencers” con aquellas personas que les siguen.

No es la primera vez que el mundo empresarial sabe aprovechar la popularidad de un personaje público o semi-público para anunciar sus productos mediante “influencers”, porque basta con regalarle al mismo el producto en cuestión y esperar que hable de él de forma pública, tal y como lo hacen los youtubers en sus vídeos.

 

Pero, en los últimos tiempos, no sólo las compañías regulares han optado por venderse de esta forma, sino que en busca del puro beneficio, incluso las editoriales de libros han hecho propuestas a los youtubers con el fin de conseguir un récord de ventas.

Según algún que otro youtuber, dichas editoriales ponen las propuestas sobre la mesa incluyendo la posibilidad de que el libro lo escriba una persona ajena y el “influencer” sólo deba firmarlo; en otras ocasiones, los libros son de una calidad nefasta.

Obviamente, no en todos los casos los libros cumplen con los dos anteriores casos y son de una calidad mínima; pero esto puede hacer a muchos plantearse si el fin último de las editoriales es compartir cultura u obtener beneficios a cualquier precio.

La mania de matar gente en la red

Puede que os parezca extraña la afirmación de que hay personas que pueden llegar a morir más de una vez en la vida, pero es totalmente cierto. Hablamos, por supuesto, de las miles de noticias que pueden aparecer en la red sobre la muerte de un personaje público, cuando realmente no ha ocurrido.

Existen casos como el de Lady Gaga en todo el mundo; en el caso de la cantante, haciendo caso a las noticias sobre el asunto, se podría decir que ha muerto al menos 5 veces desde que llegó al estrellato. La primera fue en 2011, donde incluso se publicó una noticia en la que se afirmaba haber encontrado a la artista en un apartamento de china maniatada. Por supuesto, cuanto más escabrosos sean los detalles con los que se difunde la falsa noticia, mejor.

 

Pero no sólo los artistas mundialmente conocidos son objeto de este tipo de burdo intento de llamar la atención, sino que algunos locales también se han tenido que enfrentar a ello: por ejemplo, el cantante asturiano Melendi, el cual un día se conectó a su cuenta de Twitter y se dio cuenta de la existencia de un nuevo hastag (#DEPmelendi) que, prácticamente, anunciaba su fallecimiento; todo llegó al punto en el que tuvo que intervenir la Guardia Civil a través de su cuenta en la red social.

Tenemos que tener en cuenta la leyenda urbana de “La regla de los tres”, la cual afirma que los artistas siempre mueren de 3 en 3; gracias a esta regla se han llegado a anunciar un total de 57 muertes falsas de artistas sólo para poder cumplirla. Como ejemplo, tenemos el caso de Jeff Goldblum, cuya muerte se anunció tras el fallecimiento de Michael Jackson y Farrah Fawcett; el actor se vio obligado a aparecer públicamente en un programa de televisión para afirmar que, obviamente, su muerte era falsa.

Podemos sacar la conclusión de que si no te han intentado matar en la red al menos una vez, tu popularidad puede ponerse en entredicho.

Gestiona Instagram en el ordenador

Desde su salida en la red y su boom de popularidad, Instagram ha resultado ser una red social donde compartir de forma fácil las fotos que hacemos con el móvil con todos nuestros seguidores. Pero desde el principio, esta aplicación tuvo una desventaja que a muchos de nosotros nos hacía la vida más difícil, y es que, se trataba de una red social que sólo podía ser gestionada desde un dispositivo móvil con sistemas operativos concretos.

Hoy, hemos descubierto las formas más interesantes de gestionar esta red social desde un ordenador. Podemos optar por diferentes páginas que te ayudan a dicha gestión de forma sencilla o más compleja, pero cada una tiene su propia especialidad. ¿Te apetece conocerlas?

Lo que todas estas webs tienen en común es que te permiten visualizar las estadísticas sobre tu cuenta de Instagram, es decir, te permite conocer más tu público, los horarios y demás datos que te pueden hacer que gestiones de forma más eficiente tus publicaciones; al igual que hacen otras redes sociales más masivas como Facebook o Twitter, pero que Instagram no ofrece de forma gratuita, por ahora, te lo ofrecen estas otras páginas web:

En primer lugar, contamos con una sencilla web conocida como Websta, la cual te permite visualizar por completo tus publicaciones de Instagram, así como ver a las personas que comentan, los likes recibidos  y los hastags (#) introducidos, además de permitirte crear hasta un total de 3 feeds con los que poder controlar a los usuarios de interés; en principio cuenta con las mismas posibilidades de Instagram, sólo que pagando un módico precio puedes optar a las estadísticas mencionadas.

 

Después tenemos otras webs como Picodash, las cuales son completamente de pago y no te ofrecerán ningún servicio si antes no desembolsas la cantidad solicitada, pero a cambio te ofrecerán analíticas avanzadas y de gran calidad para la gestión de Instagram.

Si lo que buscas es inspiración y encontrar nueva gente a la que seguir, puedes optar por visitar Yooying, una web donde descubrirás todas las publicaciones de Instagram, así como todos sus usuarios, los cuales podrás filtrar según tus necesidades. Pero si buscas un sitio que te ofrezca analíticas y al mismo tiempo te informe de gente que te sigue y a la que tú no sigues o gente a la que tú sigues pero ellos no te siguen a ti, acude a Picbear.

Por último y siendo el más importante, te ofrecemos una web que muestra analíticas simples, sencillas y gratuitas para tu cuenta, mostrándote incluso cual es el hastag que más se usa en tu cuenta: Pikore.

Escoge la web que más te convenga en función de la utilidad que le quieras dar a tu cuenta.

 

La ilegalidad de transmitir información privada

Resulta una duda constante entre todos aquellos que utilizamos las redes sociales y los dispositivos móviles de forma habitual, hasta qué punto se pueden difundir públicamente una información privada.

La verdad es que hasta el pasado 1 de julio de 2015 no era delito difundir información (fotos, grabaciones, conversaciones, etc.) de carácter íntimo si se había accedido a ella de forma lícita, es decir, de forma que la persona propietaria los hubiera cedido de forma voluntaria. Pero la reforma del Código Penal a principios de 2015 introdujo un castigo a aquellas personas que difundan ese tipo de información, siempre que esta pueda causar daños físicos o psicológicos a la persona que los ha cedido, así como a su imagen.

 

Pero, esta reforma tiene determinados cabos sueltos que queremos subrayar, como son el hecho de que pese a no permitir la divulgación de las conversaciones de las redes sociales en archivo, bien pueden compartirse mediante pantallazos (porque en cuanto a imágenes, la ley parece referirse sólo a aquellas que conlleven una imagen de la persona y no sus palabras escritas).

Otra de las dudas que nos surgen es si el Código Penal tiene en cuenta todo tipo de grabaciones audiovisuales, ya que estos pueden ser de sonido e imagen, de imagen sólo o de únicamente sonido; si sólo se tuviera en cuenta el primer tipo de grabación, podría difundirse de las otras dos maneras mucha información personal.

Por último, nos surge la duda existencial de que sería “un ataque grave a la integridad de la persona”, ya que el término es tan abstracto, que en cada caso puede tener un significado diferente, sobre todo si tenemos en cuenta cual es el rol que ocupa dicha persona en la sociedad.

Después de comentar todas estas dudas, sólo podemos sacar la conclusión de que esta ley está principalmente dirigida a la no difusión de contenido pornográfico personal e íntimo; principalmente dirigido a proteger a personajes públicos cuya intimidad pueda ser aireada.