¿La nueva identidad corporativa de Correos cuesta los 250.000€ que la empresa ha pagado?

Como ya sabrás, la empresa Correos ha invertido, que no gastado, 250.000€ en actualizar su identidad corporativa. Correos mantiene su característico diseño de 1977, pero lo ha adaptado a los nuevos tiempos. ¡Todo esto ha abierto debate en Serinfor Marketing!

Por qué actualizar la identidad visual

En otras ocasiones os hemos hablado de por qué es importante renovar la imagen de marca. Por eso, en este caso, nuestro diseñador gráfico, Yannick García, responde a todas las dudas que nos surgen ahora, imagino que como a ti, sobre por qué correos ha invertido tanto dinero en el cambio de logotipo, teniendo en cuenta además que, a ojos de la audiencia, el cambio es apenas perceptible.

Estas son las razones que hacen que Serinfor Marketing tenga sentimientos encontrados con el cambio de identidad corporativa de Correos:

1. Legibilidad

El logotipo ahora es más legible que antes, sobre todo en formatos pequeños. El prescindir de los puntos de la corona en el diseño, por ejemplo, aporta claridad al logotipo. ¿Era necesario? Igual no, el tamaño más pequeño que puede utilizar Correos para su logotipo es el de un sello.

2. Simplificación

Este cambio sirve para lo mismo que ya hemos comentado anteriormente, la simpleza aporta claridad al diseño y por lo tanto una mayor facilidad a la hora de recordar y reconocer el logotipo. Una identidad visual limpia.

3. Fortalecimiento del isotipo

Correos ha decidido potenciar el isotipo y esa es una muy buena consideración. Prescindir de la tipografía dentro del nuevo diseño hace que Correos cuente con su propio símbolo y va a ser mucho más fácil de integrar en diferentes sitios. Antes, sin embargo, el manual corporativo había que incorporarlo en todos los soportes con la tipografía y texto de Correos, ahora no es necesario y simplemente con el símbolo es todo más fácil.

4. Versatilidad

La nueva identidad corporativa es más adaptable y aplicable que el anterior. Además, el equipo Summa, encargado del rediseño que nos compete, ha “despiazado” el logotipo de forma que sus “partes” sean útiles y reconocibles al mismo tiempo. El vídeo explicativo oficial del rediseño de identidad corporativa de Correos lo demuestra:

5. Atemporalidad

El logotipo actual es atemporal, es decir, es menos probable que la audiencia lo sitúe en algún momento en concreto en el tiempo.

Por otro lado, el color y la escalabilidad son características imprescindibles para que un diseño de logo de marca funcione, pero Correos ya contaba con eso anteriormente al cambio, por lo que no las hemos podido incluir en nuestra lista de pros del cambio de imagen.

Aun así, y con la de flores que le hemos echado al equipo Summa por el rediseño de la nueva identidad corporativa, consideramos que el precio es muy elevado: rediseño de identidad visual y adaptación en digital para varios soportes. A nuestro parecer 250.000€ es demasiado.

¿Tú qué opinas? ¡Déjanos leer tu opinión!