F-Commerce, todo dentro de tu página corporativa de Facebook.

Unimos el Social Commerce (Comercio Social) y el E-Commerce (comercio electrónico), y como resultado, el gigante de las redes sociales nos presenta el F-Commerce, que es un sistema de comercio electrónico basado en Facebook.

A lo largo de los años, Facebook ha demostrado su viralidad y su capacidad de fidelizar usuarios a  fanpages o paginas corporativas que aportan valor a sus clientes y usan las redes sociales para aumentar las ventas de sus productos y servicios, así que, ¿porque no aprovechar la potencia de esta red para implementar una tienda online que aproveche el gran volumen de público objetivo que tenemos dentro de la plataforma? por  no hablar de aprovechar también  los hábitos de los usuarios de Facebook, que tendemos a compartir y publicar lo que hacemos o nos parece interesante, dando así relevancia y alcance a acciones y contenidos. Claro, que sí, y para ello, Facebook se propone lanzar una nueva funcionalidad, F-Commerce, que sería tener pequeñas tiendas online dentro de su plataforma.

Si una tienda online de F-commerce me gusta y me ha dado una buena experiencia y un buen producto, seguro que lo compartiré, y seguro, que la volveré a usar. Esto es lo mismo que pasaba hasta ahora con cualquier sistema E-commerce, pero ahora, esta tienda estaría implementada dentro de nuestra Fanpage.

f-commerce

Esto es interesante para nuestra empresa, pero también para Facebook, que con la implantación de F-Commerce conseguiría que un proceso completo de compra se lleve a cabo en un par de clicks sin abandonar en ningún momento sus dominios.

El objetivo es crear pequeñas tiendas online dentro de las paginas corporativas a través de una nueva funcionalidad, y aunque de momento están en fase de pruebas, si todo va bien, en pocos meses seremos espectadores de su implementación.

Si decidimos poner en marcha un F-commerce, debemos tener claro que lo que queremos fomentar es la exclusividad y la simpleza del proceso de compra. Lo mejor para evitar que el cliente no encuentre lo que quiere, será tener un número de productos reducido o muy bien catalogado.

Por otro lado, si estás pensando en tener un F-Commerce, piensa que con ello estas buscando un comercio social, y este es un comercio en el que el cliente, opina, recomienda, y da consejos a través de las redes sociales, en este caso a través  de Facebook,  por lo tanto, nos convertimos en lo que el cliente dice de nosotros, no en lo que nosotros decimos ser, así que céntrate en ofrecer un producto de calidad y una buena experiencia en todos los sentidos, usabilidad, personalización, servicio preventa y postventa.

Aún tenemos muchos interrogantes sobre cómo va a funcionar el sistema F-commerce, no sabemos que sistemas de seguridad controlaran los pagos, como deberemos pagar, si podremos compartir nuestras compras con nuestros amigos, ni en qué forma Facebook se lucrara con ello “tengamos por seguro que lo hará si la implantación funciona”, lo mismo que hoy por hoy se pueden realizar pagos para hacer que nuestras publicaciones de empresa lleguen a un número mayor de público “promocionar publicaciones”, cuando antes, simplemente no era necesario.

Lo que si podemos aseguraros es que para Facebook está siendo prioridad la implementación de estos servicios de comercio electrónico integrados en su propia plataforma, y esto lo ha comunicado a los medios la  directora de Marketing de Producto de Facebook Emma Rodgers.

Solo nos queda esperar, ver, y probar para opinar sobre F-Commerce, ¿Compartimos el Post para que todo el mundo sepa lo que nos encontraremos en breve? ¡Gracias!