La vuelta al cole en las redes sociales

Esta semana ya es la vuelta al cole para muchos escolares. En breve, las redes sociales se inundarán de fotos de los padres llevando a los niños al colegio. Se acabaron ya las vacaciones de verano. Sin embargo, a pesar de tener más información, los padres no aprenden.

Tanto los medios de comunicación, como los propios centros escolares necesitan un permiso especial de los padres para sacar fotos a los niños para que estos aparezcan en las publicaciones.

No obstante, los padres comparten alegremente la vida de sus retoños compartiendo constantemente las fotos de los menores.  Pero, ¿ya son conscientes de las consecuencias para el niño?

Según un estudio llevado a cabo con McAfee, la mayoría de los progenitores desconocen las consecuencias.

La vuelta al cole en las redes sociales

Los padres exponen a sus hijos en Internet

De acuerdo con la encuesta realizada por esta empresa de seguridad, el 30% de los padres publica alguna foto de sus hijos en redes sociales, al menos una vez al día. Mientras, el 12% publica instantáneas de sus retoños cuatro o más veces al día.

Todos ellos conocen las posibles consecuencias:

  • Pedofilia
  • Acoso
  • Secuestro
  • Ciberbullying

Sin embargo, más de la mitad ni se plantea en pedirle permiso a su hijo para tomar la foto y publicarla. Recuerda cuando eras niño o ya adulto cómo odiabas que tus padres enseñaran tus fotos a visitantes o tu pareja.

Pero, además, hay que tener en cuenta que estamos revelando información personal y privada del menor. Por ejemplo, la fecha de cumpleaños, cuando el niño celebra ese día tan especial. La vuelta al cole con los uniformes, está dando datos de en qué colegio estudia, incluso el nombre del menor, ya que en las mochilas y libros suelen estar identificados con su nombre y apellido.

Es cierto que los padres comparten con sus seres queridos las vivencias con sus hijos, pero estas imágenes en manos equivocadas pueden traer problemas como ciberbullying o robo de identidad.

Cómo compartir las fotos

  • No a la geolocalización. Recuerda desactivar la geolocalización de tus fotos, así evitarás revelar en qué lugar estás. Sobre todo esto es importante cuando estás fuera de casa.
  • Configuración de la privacidad. Comprueba que tus fotos, textos y publicaciones solo lleguen a las personas que conoces. Es aconsejable revisar la configuración de tus redes sociales.
  • Habla con tus contactos. Deja claro que no quieres que salgan fotos de tus hijos en las redes sociales o que no sea identificable. Es decir, en fotografías de equipos de fútbol es más difícil identificar a un niño en concreto si no se conoce ni el rostro ni se le etiqueta o menciona su nombre en el texto adjunto.

Y tú, ¿publicas fotos de tus hijos o sobrinos? ¿Tomas alguna medida para salvaguardar su intimidad?