Los “me gusta” nos vuelven cerrados de mente

Debido a las redes sociales, la sociedad cada vez está menos acostumbrada a que se la enfrente con puntos de vista diferentes. Nuestras redes sociales suelen ser muy parecidas y afines en su composición ideológica y estamos acostumbrándonos a ver menos opiniones opuestas o diferentes a las nuestras. Por eso decimos que el “like” nos está volviendo menos tolerantes o más cerrados de mente.

Los “me gusta” QUE DAMOS EN Facebook y otras redes sociales que muestran noticias nos llevan a ver otras noticias que una y otra vez coinciden con nuestros propios pensamientos o intereses. Tendría sentido para noticias sobre recetas o reseñas de cosméticos, pero esta diet informativa tiende a mostrarnos piezas que siempre se alinean con nuestros pensamientos en temas más importantes y críticos como la salud, la política, la economía o el medio ambiente.

 

El activista de Internet y cofundador de Upworthy, Eli Pariser, utilizó el término “filter bubble” (la burbuja del filtro) para explicar este fenómeno por el que las recomendaciones de las redes sociales ocultan ciertos aspectos de la actualidad a sus usuarios. Los “me gusta” nos refuerzan nuestra propia manera de pensar y nos hacen sentirnos cómodos con nuestros pensamientos, algo que puede volverse peligroso y puede polarizar a la población, creando grupos divididos peligrosos para la sociedad.

No es algo nuevo que el ser humano se sienta naturalmente atraído por aquello con lo que está de acuerdo. De hecho, la psicología explica esto a través del sesgo de confirmación y la teoría del refuerzo. Sentimos la necesidad de reforzar nuestras opiniones porque a nadie le gusta estar equivocado. Ahora, con las redes sociales y loa situación actual en los medios de comunicación, caer en este error es más sencillo que nunca.

Con la agregación, los seres humanos tendemos a gravitar hacia las noticias y las ideas con las que estamos de acuerdo. Por eso la página principal de Facebook está llena de artículos sobre temas que suelen resultarnos interesantes. Cuantos más clicks haces en esos temas, más noticias relacionadas te mostrará Facebook. Por eso se dice que los “me gusta” nos vuelven cerrados de mente.

Sin embargo, un estudio de la Universidad Cornell demostró que un agregador de noticias con resultados orgánicos podría revertir el daño generado por una dieta informativa parcial. Si no es posible, deberíamos al menos tener en cuenta que es importante escuchar diferentes puntos de vista.

¿Tu que crees? ¿Crees que los “me gusta” nos vuelven cerrados de mente?