¿Mides tus palabras en tus publicaciones y comentarios en las redes sociales?

En las redes sociales, los usuarios expresan libremente sus opiniones. ¿Crees que realmente está todo permitido en las redes? Cada vez es más habitual leer comentarios ofensivos e insultos en respuesta a publicaciones que se han realizado. ¿Te has preguntado alguna vez si este tipo de comportamiento podría tener repercusión a nivel legal?

Muchos usuarios creen que en las redes sociales todo vale. Total, es un mundo virtual y la persona a la que se insulta no va poder golpearlo en la cara. Pero la respuesta a la pregunta que lanzábamos antes es sí. Los comentarios pueden ser condenados e incluso pueden hacer que pierdas tu puesto de trabajo.

Un claro ejemplo es Elon Musk al que un tuit le ha costado la presidencia de Tesla, así como una multa que asciende a 20 millones de dólares. El ex presidente de la compañía de coches eléctricos no mide sus palabras en su cuenta de Twitter y su comentario por llamar pedófilo a un rescatista le ha salido caro. También ha sido condenado por publicar informaciones engañosas como el valor de las acciones de la compañía.

En nuestro país, en su día Miguel Bosé tuvo que soportar una aluvión de insultos tan sólo por expresar el dolor que le causó la pérdida de su sobrina Bimba. También recibió mensajes de odio la familia de Víctor Barrio o el niño con cáncer llamado Adrián tan solo porque le gustan los toros.

¿Mides tus palabras en tus publicaciones y comentarios en las redes sociales?

Cómo comportarse ante comentarios con insultos

Es cierto que a día de hoy no existe un control de las redes sociales, aunque las propias empresas de estas, como Facebook, cuenten con formas de bloquear o “denunciar” a través de su protocolo. A veces, es frustrante como Facebook el único consejo que te da es que bloquees a esa persona para que no la leas o no la puedas leer más. Pero, ¿se puede hacer algo más? Te damos una serie de pautas que puedes adoptar en esta situación.

  1. Diferencia si es un insulto o una crítica. No toda opinión es un insulto, puede ser sencillamente que esa persona piensa lo contrario de lo que hemos publicado.
  2. Cuando se detecta el insulto no respondas a su provocación. Si lo haces lo único que conseguirás es agravar el problema.
  3. Haz capturas de pantalla tanto de la publicación como de la URL donde está publicada. Te pueden ser de utilidad ante un Tribunal y facilitará la identificación del autor.
  4. Denuncia la publicación ante la red social mediante su plataforma. Y si requieren de pruebas gráficas remíteselas.
  5. Si es un hecho que lesiona tu honor, el paso último será poner una denuncia ante tu comisaría más cercana y, posteriormente acudir a un juzgado.

Ahora ya sabes cómo puedes actuar ante una situación de comentarios vejatorios. ¿Qué opinas de los insultos que se realizan gratuitamente en las redes sociales?