fbpx

FOMO: Pánico a perderse algo en las redes sociales

La palabra FOMO viene del inglés “fear os mising out” o lo que es lo mismo, miedo a perderse algo.

¿Tenemos pánico a perdernos los contenidos de las redes sociales? Cada vez el ser humano está más expuesto a todo tipo de contenidos en los distintos medios de comunicación sociales. En temas de ocio, ofertas, influencias, contenido de la televisión, etc. Todo lo queremos saber y todo lo queremos conocer de manera inmediata.

Según un estudio, el 13% de la población tiene ansiedad por saber lo que está ocurriendo de manera inmediata. Así surge el síndrome de FOMO, la ansiedad que supone que los usuarios estén constantemente actualizando las redes sociales para ves si hay algo nuevo.

¿Cómo se creó el FOMO?

Primero fue la aplicación de Snapchat. Esta aplicación permitía compartir contenido con tus seguidores durante un día, una vez pasadas las 24h todo contenido se eliminaba. De esta manera y al ver el gran tirón que tubo los más grandes de las redes sociales le copiaron.

Esta ansiedad la hemos creado todos y cada uno de los individuos que formamos la sociedad de hoy en día. ¿Por qué? Porque pasamos entre ocho y diez horas actualizando y visitando los perfiles de nuestras redes sociales con el fin de ver un simple contenido nuevo.

FOMO no es un problema

Expertos anuncian que este síndrome no es un problema en sí, salvo que un individuo en concreto cree un problema de esto. El querer saber y conocer no es nada malo, todo lo contrario. Pero si se dejan de hacer otras cosas por estar pendientes de lo que ocurre en la sociedad si puede ser peligroso.

El problema lo crea cada individuo si no se sabe controlar de una manera correcta. Las redes sociales han creado infinitos malos entendidos y broncas entre los usuarios por el hecho de una simple foto o una historia en la que una tercera persona no sale.

Por ello, el síndrome de FOMO en sí no es ningún problema. El problema lo tiene cada usuario dentro de su cabeza. Como todo en esta vida, si no se tiene un control de algo o sobre algo puede dar lugar a circunstancias muy graves.