fbpx

¿Qué es el Storytelling?

¿Qué es lo más importante en una empresa? Si lo primero que se te ha venido a la cabeza es el producto o servicio, te recomiendo que le des media vuelta. Lo más importante en una empresa son las personas: los trabajadores y los clientes. Te preguntarás por qué Serinfor te dice esto y qué tiene que ver con el Storytelling.

Storytelling, cuenta una historia

El storytelling es el arte de contar una historia. Eso es lo que nos une a las personas, las buenas historias. En marketing el storytelling es la forma que tienen las marcas de acercarse a sus clientes, porque lo más valorado de una marca siempre es su gente y su historia.

El storytelling permite conectar emocionalmente con los clientes, toca lo irracional y lo instintivo. Como hemos dicho en ocasiones anteriores, las personas actuamos en un 90% de manera instintiva o inconsciente, y es que olvidarán qué hiciste o cómo lo hiciste, pero nunca cómo les hiciste sentir. 

Tipos de storytelling

Un olor, un escalofrío, un ambiente. el calor, el entusiasmo… Eso, queda. Tu marca ha de calar en las personas. El storytelling: una manera de que tus potenciales clientes te conozcan. Las redes sociales han facilitado mucho este sistema de comunicación con el cliente y es tiempo de aprovecharlo. 

Hablamos de una estrategia de persuasión, hablamos de una manera de vender, algo que, por cierto, todos necesitamos hacer para poder vivir. El storytelling fideliza al cliente y transmite confianza. Por otro lado, no existe una única manera de llevar a cabo esta práctica, hay diferentes formas de hacer storytelling:

  • Ficción 
  • Historia
  • Cotidianeidad
  • De valores

Cómo hacer storytelling

Llegados a este punto querrás saber cómo se cuenta una buena historia… No hay más que tener una. Ten algo que contar y hazlo. Puede que en tu día a día no encuentres nada que te resulte atractivo, creerás que tu rutina laboral es vanal y que no hay qué contar. Pero déjame decirte que eso no es verdad.

Puedes contar cómo es un día de trabajo cualquiera en la empresa, cómo desarrollas tu producto o servicio o qué es lo que más te importa a la hora de firmar un contrato de venta. Irás definiendo tu marca y dará paso a que tu público conozca todo lo que quieras que conozca sobre ti o tu empresa, con el tiempo verás como se forja una estrecha relación y tus clientes mirarán tu marca con ojos de que ya la conocen.