fbpx

8 errores que cometemos con la foto de perfil de LinkedIn

Todos sabemos que las fotografías, en las redes sociales, son un elemento clave. Sin ilustraciones, la red social queda pobre. Lo primero que te solicitan cuando decidimos abrir una cuenta en cualquier plataforma social, aparte de tus datos privados, es que pongas una foto de perfil, una foto que se convertirá en tu carta de presentación. Esa fotografía hará que el usuario, que ha dado contigo, decida conocerte o en caso contrario, pase de largo.

Cada red social tiene una temática, unas son únicamente puro ocio, otras te permiten demostrar tus habilidades profesionales o incluso otras, como LinkedIn, están orientadas a empresas, negocios y empleo. Dependiendo en cuál de ellas quieras comenzar a ser participe, tendrás que cuidar más tus fotografías del perfil.

En el caso de LinkedIn, Koka Sexton, un extrabajador, ha creado su propia compañía a la cual ha llamado “Social Selling Labs” y ha publicado en su blog los ocho errores garrafales que se suelen cometer cuando elegimos la foto de perfil en LinkedIn.

  1. Imagen antigua

Es recomendable que la imagen sea actual aunque salgas más favorecido en una foto antigua. Tienes que pensar que esa foto es tu carta de presentación frente a cualquier empresa que te busque. En el momento que decidan ponerse en contacto contigo para una entrevista, descubrirán que en la foto estás mucho más joven y eso puede no gustar.

  1. Fotos artísticas

Las imágenes que han sido retocadas artísticamente con Photoshop o fotografías donde no se vea la cara por sombras, no son las más idóneas para encontrar trabajo.

  1. Fotos en tu tiempo de ocio

LinkedIn no es la red social adecuada para subir este tipo de fotos. Como hemos mencionado anteriormente, está pensada para el mundo laboral y profesional no para mostrar las fotos de tu vida privada.

  1. Fotos con poses sensuales

LinkedIn no es una red social para encontrar pareja. Hay que seleccionar una foto que refleje profesionalidad ya que puede abrirte las puertas a un nuevo empleo.

  1. Fotos con rostro serio o enfadado

Las fotos de perfil tienen que mostrar un rostro amable. Un gesto de enfado o un ceño fruncido no favorece en nada a tu perfil.

  1. Imágenes con animales

Aunque pienses que una foto con tu mascota puede mostrar ternura, para LinkedIn no es más que otro error.

  1. Selfie

Actualmente están de moda y son las fotos más publicadas en todas las redes sociales, pero para LinkedIn no es el mejor tipo de fotografía.

  1. Sin foto

Si después de leer las siete recomendaciones anteriores, te das cuenta que ninguna de las fotos que tienes son adecuadas para LinkedIn, no dejes tu perfil sin foto. La primera apariencia es lo que cuenta por lo que si tu perfil está con la silueta que viene predeterminada, no podrás crear ninguna sensación, ni buena, ni mala, pasarás desapercibido.