fbpx

Frena el acoso escolar con la app Dinantia

El acoso escolar es un problema que crece cada año en los colegios de nuestro país.  Es una realidad a la que tenemos que prestar mucha atención ya que afecta a más del 4% del alumnado. Esta lacra gira en torno al mismo tipo de comportamiento: la falta de respeto.

Detectar a tiempo el acoso escolar es un factor clave para evitar que un incidente, que comenzó siendo algo sin importancia, acabe convirtiéndose en un caso de bullying. La persona que sufre acoso suele tardar una media de nueve meses en contar a sus padres lo que está ocurriendo, y por desgracia, en ciertos casos, este aviso llega demasiado tarde.

El Ministerio de Educación ha habilitado para este curso 2016-2017 un número de teléfono gratuito que será atendido por psicólogos, pero en muchas ocasiones, esto no es suficiente. Con el fin de detectar lo antes posible un caso de acoso escolar o bullying, los creadores de la app Dinantia, Cristian Cisa y Borja Berenguer padres de familia, han habilitado una nueva función que permitirá alertar los casos de bullying antes de que no haya solución.

En la mayoría de veces que un niño sufre acoso escolar, los compañeros de clase o incluso algunos de sus padres son conocedores de la situación, pero no se atreven a denunciarlo por inseguridad o por miedo a ser señalados o discriminados. Este es un problema que se ha querido erradicar con la creación de Dinantia. En ella cualquier usuario puede comunicar el bulliying o el acoso escolar de manera anónima o mostrando su identidad. El responsable del centro escolar que reciba esta información podrá actuar de manera rápida y conseguir solucionar el problema.

Dinantia da la opción de adjuntar un archivo gráfico o audiovisual para demostrar que lo que se está contando es cierto. En muchas ocasiones, el bullying se manifiesta en forma de ciber-acoso, es decir, un video riéndose de un compañero, una fotografía vejatoria comienzan a circular de manera imparable en Internet.

El gran problema del acoso escolar es que no es específico de un determinado tipo de alumno, sino que se dan en familias convencionales, lo que hace más difícil detectarlos y por tanto, establecer medidas.

Dinantia se lanzó hace unos meses con el objetivo de facilitar las comunicaciones entre padres/madres y el centro escolar, eliminando de esta manera, todas las barreras habidas y por haber.