¿Le sacas partido a Google Drive?

Casi todo el mundo conoce el servicio Google Drive facilitado por Google, pero más allá de ser una nube en la que almacenar nuestros ficheros para disponer de ellos desde cualquier dispositivo o ubicación con conexión a Internet “incluso sin ella a través de la sincronización” Google Drive es una herramienta que mejora la productividad y la gestión del tiempo en la vida diaria. Lo mejor, es que tan solo con tener una cuenta de Gmail, ya tenemos acceso a todas las posibilidades de Google Drive.

Este servicio de alojamiento de ficheros en la nube nos permite compartir la información con otros usuarios sin necesidad de enviarla, simplemente la compartición de los ficheros o de una carpeta creada con ese propósito, bastará para que los usuarios que decidamos tengan acceso a la información, por ejemplo, una carpeta de fotos o vídeos  que compartimos con nuestros amigos donde todos alojamos unas fotos comunes teniendo todos acceso a ellas, o a nivel laboral la compartición de ficheros para fomentar el trabajo colaborativo, la sincronización y el acceso a  datos en tiempo real.

Por supuesto, a las carpetas de Google Drive se le pueden dar propiedades y permisos, ya que puedes querer compartir información, pero no que esta pueda ser modificada.

Google Drive nos ofrece 15 Gigabytes de almacenamiento, existen otros sistemas de alojamiento de ficheros como Dropbox,  Skydrive e ICloud, pero Google Drive es uno de los más usados, probablemente  por la popularidad de Google y su conexión directa a través de dispositivos Android tras incluir nuestra cuenta de Gmail en el dispositivo para poder acceder al Play Store.

Google Drive, además de las herramientas más convencionales, ofrece la posibilidad de:

  • Uso de plantillas, personales o compartidas, de nuestra propia creación u obtenidas del catálogo disponible para la creación de curriculums, presupuestos, cartas de presentación etc…
  • Tipificación por voz, esta herramienta es capaz de reconocer cuarenta idiomas.
  • Un botón de cambios para los documentos compartidos, que con solo pulsarlo, nos permite advertir los cambios que pudieran haber hecho otros usuarios.
  • Formularios para recabar y  personalizar  información, con ello podremos crear encuestas o documentos para la captación de datos así como sondeos si coordinamos cualquier tipo de grupo. Los resultados se representaran en una hoja de cálculo para poder analizar los resultados pudiendo personalizarlos con  imágenes y colores.

Además de estas funciones, existen muchas más propias de Google Drive, y muchas otras funcionalidades que podemos conseguir instalando aplicaciones de terceros diseñadas para ser implementadas en Google Drive, semejante a cuando añadimos extensiones para el navegador Chrome.

Por último, y para los que trabajáis con Google Drive a menudo ¿Sabéis que existe una larga lista de atajos para manejar Google Drive?

Solo con pinchar en la rueda dentada en el margen superior derecho y seleccionar combinaciones de teclas, nos aparecerá el listado que os enseñamos a continuación. ¡Muy práctico! esperamos que os sirva de ayuda.