Un niño de 10 años capaz de hackear Instagram

Jani es un niño de 10 años, aún le faltan 3 para poder disponer de una cuenta en Instagram y 4 para poder hacerlo en Facebook. Sin embargo este niño está perfectamente capacitado para tener más de una cuenta en estas y en muchas otras aplicaciones. De hecho, conoce la aplicación mejor que cualquiera de nosotros. Con tan solo 10 años, aprovechándose de un fallo que ha encontrado en los entresijos, ha logrado hackear Instagram, la famosa red social de las fotografías que el creador de Facebook, Mark Zuckerberg compró en 2012.

El diario finlandés “Iltalehti” explica que este joven usuario logro entrar en los servidores de la aplicación y hacer desaparecer el texto que los usuarios pueden poner al píe de cada foto que suben.

 

A pesar de tener el mando y poder dedicarse a trolear a todos los usuarios, incluso famosos (Jani afirmó poder suprimir incluso los comentarios de Justin Bieber), prefirió ser honesto y enviar un email a la famosa aplicación informándoles del error que ponía en juego el bienestar de los usuarios.

Fue capaz de demostrarlo eliminando un comentario de una cuenta de prueba y los ingenieros que trabajan para Facebook arreglaron el error pocos días más tarde. El programa de recompensas de la compañía de Mark Zuckerberg, que premia a los usuarios que son capaces de encontrar fallos en su infraestructura, premió al muchacho con 10.000 dólares.

El año pasado, Facebook tuvo que pagar un total de 936.000 dólares a más de 200 investigadores que encontraron fallos en sus sistemas. Eso supone una media de 1.780 dólares por usuario. Una cantidad casi 6 veces más baja que la que obtuvo Jani.

Esta no ha sido la primera vez y probablemente no será la última en la que este joven fanático de la tecnología descubre un error en una web o en una aplicación. Su padre ha explicado al diario finlandés que Jani y su hermano gemelo ya han localizado otros bugs con anterioridad aunque realmente nunca habían cobrado por ello.

Si ha sido capaz de hackear Instagram, parece que su futuro como ingeniero está más que asegurado.